TIPS Preparación de muros

LIMPIEZA

RESANADO

SELLADO

MUROS NUEVOS

REPINTADO

METAL

Limpieza de superficie

 

La limpieza del muro es de vital importancia para que la pintura pueda adherirse firmemente a la superficie.  Es importante resaltar que cualquier superficie a pintar deberá estar perfectamente seca y limpia.

La limpieza comprende la eliminación de cualquier elemento de la superficie que impida la adherencia de la pintura al muro, tales como escamas de pintura anterior, aceites, grasas, polvo, mugre, oxido, moho (hongos o lama), entre otros.

 

Para lograr una adecuada limpieza según sea el caso, algunas veces bastara con sacudir la superficie con una brocha limpia y seca; pero cuando se raspa para quitar cascaras de pintura seca, se resana o lija el muro, será necesario pasar por toda la superficie a pintar un trapo ligeramente humedecido en agua, lavándolo constantemente y esperar una o dos horas para asegurarnos que el muro seque perfectamente.

 

En cualquier caso lo importante es que te asegures que la superficie a pintar quede completamente limpia y seca.

Resanado

 

Siempre que vayas a pintar un muro, es necesario que resanes agujeros de clavos, enjarres caídos o que no esten bien pegados al muro. Es indispensable que esperes a que los resanes sequen perfectamente lo cual puede durar varios días dependiendo del tamaño y espesor del resane, si se hizo el interior de una habitación o en un muro exterior, la ventilación del área, las condiciones climáticas, etc. Un resane aparentemente seco, en realidad podría contener humedad en su interior, que inevitablemente evaporará hacia la superficie.

Sellado

 

Si los muros a pintar ya tienen mucho tiempo que no han sido repintados, te sugerimos hacer una limpieza de la superficie y además aplicar una capa de sellador vinílico diluido (un litro de sellador por 3 o 4 litros de agua) ya sea que se aplique una capa (mano) o dos, dependiendo de lo reseco del muro y a criterio de quien realice el trabajo.

 

Si después de secar la primera mano se aprecia a contraluz un ligero satín en la superficie, sería conveniente que aplicaras la segunda mano de sellador, deja el muro solo con la primera mano. Con este procedimiento se facilitará la aplicación de la pintura y a su vez se logrará un mayor rendimiento.

Preparación de muros nuevos

 

Los muros nuevos deben dejarse secar cuando menos 3 meses si son exteriores y 6 meses si son interiores.

 

No pintes exteriores en épocas de lluvia. Para todos los muros nuevos recomendamos hacer el sellado con sellador alcalino.

 

Verifica que los muros no estén en contacto directo con la tierra.

 

Básicamente existen dos terminados en los muros y cada uno de ellos requiere una preparación previa de la superficie cuando se van a pintar por primera vez.

Repintado de muros

 

El repintado de muros es un trabajo que requiere sencillas instrucciones, pero no por eso menos importantes.

Si quieres que el trabajo final además de mostrar una apariencia renovadora, se conserve en buen estado, es indispensable que sigas las siguientes indicaciones:

 

1.   Haz los resanes necesarios y espera a que sequen.

2.    La superficie a pintar deberá estar completamente seca, limpia de polvo,

      grasa, mugre, moho y pintura suelta.

3.     Es recomendable sellar el muro con sellador vinílico diluido en proporción

      de 3 a 4 litros de agua por cada litro de sellador vinílico y esperar a que

      seque al tacto aproximadamente una hora.

4.    Agita muy bien la pintura vinílica agregando no mas de un 10% de agua

      limpia.

5.   Aplica una primera mano de pintura.

6.   Aplica una segunda mano de pintura después de una hora d haber

      aplicado la primera.

 

 

Superficies metálicas

 

Para aplicar esmalte en el hierro, desoxide y desengrase, empleando lija, fibra de acero o cepillo de alambre, un desoxidante y un desengrasante, enjuague con agua limpia y seque muy bien un mínimo de 20 hrs. Después aplique el esmalte conforme a las instrucciones del producto.

Para aplicar esmalte sobre lámina galvanizada trate la superficie previamente desengrasada, con ácido muriático al 10%, enjuague con agua limpia, seque perfectamente y aplique el esmalte siguiendo las instrucciones del producto.

 

Siempre que apliques esmaltes en superficies metálicas, procura hacerlo cuando éstas no se encuentran calientes por el sol.

 

Utiliza siempre el solvente indicado y en las proporciones señaladas en las instrucciones del envase.

 

Guarda el esmalte sobrante vertiendo dentro del envase y sin mezclarlo una pequeña cantidad del solvente indicado para que evite el contacto del aire que queda contenido en el envase y la superficie de la pintura, con esto disminuirás el riesgo de que se forme una nata de pintura seca en la superficie. Guárdala con su tapa herméticamente cerrada, a la sombra y en lugar fresco y seco. Cuando necesites utilizarla de nuevo, agita muy bien el esmalte antes de usarlo.